El K4 español vuelve a la final de un Mundial

El K-4 español

El K-4 español

La actuación del K4 1000 m español fue la nota más destacada de esta jornada vespertina del Campeonato del Mundo de Aguas Tranquilas que se está celebrando desde ayer en Duisburg (Alemania). Después de varios año sin ver a un K4 español en la final de esta distancia olímpica, los nuestros rompieron el maleficio y lograron el pase que le permitirá luchar por las medallas. También destacaron Cosgaya y Pérez en K2 500 m clasificándose para la final y el arranque de los Craviotto, Benavides y Portela en 200 m, que mostraron su candidatura a medalla.

El K4 español hace historia 

Eran ya demasiados años sin que un K4 español estuviera en las finales en las grandes citas, y esta nueva y joven embarcación con tres palistas sub23 ( Rodrigo Germade, Óscar Carrera e Íñigo Peña) capitaneados por el veterano Javier Hernanz ha demostrado que se está haciendo un gran trabajo. Salían fortísimos en su semifinal marcando el ritmo, para dejar después a los rusos tomar la cabeza. A partir del ecuador de la prueba volvían a retomar posiciones y ya en el 750 m llevaba una ventaja considerable sobre el tercer y cuarto clasificado, lo que les aseguraba la presencia en la final sin demasiados apuros. El domingo en la final pelearán por cotas mayores, pero ya han dado el primer paso de estar ahí. Bravo por nuestros leones.

Cosgaya y Pérez se quitan la espinita logrando el pase a la final de 500 m 

Tras la decepción que supuso no lograr el pase a la final en la jornada de ayer en la distancia de 1000 m, Diego Cosgaya y Carlos Pérez se quitaban el mal sabor de boca logrando el pase a la final en la prueba de 500 m en una regata soberbia, en la que llevaban el mando la mayor parte de la prueba para dejarse llevar un poco en la parte final, logrando la tercera posición. También pelearán por los metales el domingo, donde Pérez participará además en el relevo de 4x200m.

Comenzaron las pruebas en 200 m con nuestras estrellas dando la cara 

Pero si hay una distancia en la que España destaca es en los 200 m, donde en los últimos JJ.OO. de Londres lográbamos una plata y dos cuartos puestos. Y los nuestros han demostrado que llegan con ganas de al menos igualar esos resultados. Saúl Craviotto se imponía en su serie de K1 200 m, dejando constancia de su calidad. Benavides era segundo en su serie por detrás del brasileño Santos (entrenado por el español Suso Morlán) con el cuarto mejor tiempo de todas las series, dejando claro también desde el comienzo que viene para pelear por los metales. Y Teresa Portela, en lo que casi se podría considerar una final anticipada, lograba la tercera posición en su serie, en la que se enfrentó a dos medallistas olímpicas como la neozelandesa Harrington y la húngara Janics, entrando todas en en un suspiro. Los tres dejaban claro que no han venido a Alemania de vacaciones.

En embarcaciones dobles los nuestros tampoco fallaban, y los jovencísimos Carlos Arévalo y Cristian Toro daban buena muestra de su potencial en K2 logrando la segunda posición con un gran registro, por lo que a buen seguro también pelearan por la final. En C2, Oliveira y Sieiro eran cuartos y también pasaban a semifinales. A Contreras y Barrios en K2 femenino le iban un poco peor las cosas y eran séptimas, aunque también estarán en las semis.

A partir de mañana comenzará el plato fuerte de estos campeonatos con el inicio de las finales. La más destacada, sin duda, una de las pruebas reinas, el K1 1000 m en el que Paco Cubelos luchará contra los mejores del mundo en busca de su primera medalla en un mundial absoluto. Lo podrán seguir, a partir de las 15:30, en la web del campeonato www.kanuduisburg.de/de/index.php/en/live-stream donde por mañana podrán ver también las semifinales de 200 m desde las 10:00.

Anuncios

Una respuesta a “El K4 español vuelve a la final de un Mundial

  1. Pero no es hasta el año 1893 cuando la patada de tijera se substituye por un movimiento alternativo del miembro inferior, dando a conocer la forma más rudimentaria del estilo “crawl” o crol, adoptado por primera vez por el nadador Harry Wickham (Dubois y Robin, 1992; Rodríguez, 1997; Reyes, 1998); pero es en realidad el nadador Cavill el que más difunde este estilo, introduciéndolo en el año 1903 en EE.UU. (Cegama, 1962; Dubois y Robin, 1992). El crol acaba de evolucionar en 1920 en los JJ.OO. cuando el príncipe hawaiano Duke Kahanamoku, gracias a la realización de un batido de seis tiempos, logra obtener una posición más oblicua que le permite batir todos los registros (Reyes, 1998). Desde ese momento, el estilo crol sufre pequeñas variaciones: en 1928, Crabbe realiza un nado con respiración bilateral; en 1932, los japoneses realizan un crol con una tracción discontinua para favorecer la eficacia del batido y, en 1955 John Weismüller, realiza la tracción subacuática con una importante flexión de codo en la mitad del recorrido (Dubois y Robin, 1992). En la actualidad, la técnica de nado no ha varía mucho desde la utilizada por dicho nadador; aunque en los últimos años el nadador australiano Michael Klim, en ciertos momentos de la prueba, realiza movimientos de crol del miembro superior coordinados como batido de mariposa en los miembros inferiores; como ocurrió en los metros finales de la primera posta del relevo 4 x 100 m libres en los JJ.OO. de Sydney (Australia) en 2000.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s