La glutamina

L-Glutamina

L-Glutamina

@opellejero

La glutamina es uno de los 20 aminoácidos que intervienen en la composición de las proteínas. Se trata de un aminoácido no esencial, es decir, el cuerpo puede sintetizarlo a partir de grupos los amino presentes en los alimentos que ingerimos a través la dieta. La glutamina constituye hasta el 60% de los depósitos de aminoácidos libres, lo que la convierte en el aminoácido más abundante en la sangre y el músculo esquelético.

Entre sus funciones se encuentran contribuir en la síntesis proteica, neutralizar el exceso de ácido en los musculos (efecto tampón) retrasando la aparición de fatiga, o ayudar a eliminar el exceso de amoníaco en tejidos como el cerebro, además de otras muchas funciones como por ejemplo en el sistema digestivo.

La glutamina, pese a ser un aminoácido no esencial, a veces puede ser considerado como tal, ya que en determinadas situaciones las necesidades superan a su propia producción. Estas situaciones son:

-Épocas de mucho estrés
-Entrenamientos alta intensidad
-Entrenamientos de resistencia
-Deportes de mucho desgaste físicio
-Estados de sobreentrenamiento
-Traumatismos
-Quemaduras
-Infecciones
-Recuperación de lesiones
-Malnutrición
-Ayuno prolongado
-Personas encamadas
-Numerosos procesos patológicos y enfermedades como inmunodeficiencias, artritis, fibrosis, daños en tejidos producidos por la radiación contra el cáncer…

En estos casos las concentraciones de glutamina muscular experimentan una importante disminución, y pese a que el organismo aumenta su producción, muchas veces este incremento no está a la altura de las necesidades.
Cuando esto ocurre el cuerpo puede utilizar los aminoácidos ramificados (BCAA’S) para restaurar las reservas de glutamina mediante una serie de reacciones enzimáticas, pero esto provoca una disminución en la concentración de los BCAA’S que se traduce en una peor recuperación y un freno en síntesis proteica y con ello en la construcción de músculo.
Aquí personalmente creo que reside una de las claves de la importancia que tiene para nosotros mantener unos niveles adecuados de glutamina, ya que nuestros principales objetivos son maximizar la hipertrofia en la etapa de volumen, y minimizar el catabolismo en la de definición.

Otro beneficio de la suplementación con glutamina es que mejora nuestro sistema  inmunitario, ya que es un aminoácido necesario para la proliferación de linfocitos e interleucina (que participan en la respuesta inmunitaria), la síntesis de anticuerpos y la fagocitosis macrofágica (proceso mediante el cual los glóbulos blancos destruyen sustancias extrañas a nuestro organismo)

La glutamina ayuda también a evitar y combatir el sobreentrenamiento. La razón es que el ácido glutámico es un precursor del glutatión, el antioxidante más potente que hay en nuestro organismo, y que actúa neutralizando la acción de los radicales libres. Los radicales libres suelen proliferar en situaciones en las que nuestro organismo se ve sometido a estrés como la práctica de ejercicio físico de alta intensidad o duración, y concentraciones elevadas de éstos son una de las causas que contribuyen al sobreentrenamiento.

Por todo esto la suplementación con glutamina puede ser muy interesante en periodos en los que el organismo se ve sometido a mucho estrés, como pueden ser épocas de mucho volumen o intensidad de entrenamiento, o situaciones en las que factores ajenos al ejercicio nos produzcan un mayor estrés al habitual. Este es un punto importante puesto que personas que no estén sometidas a suficiente estrés quizás no obtengan beneficios de la suplementación con glutamina, y quizás por ello en ocasiones se ha cuestionado erroneamente la eficacia de este suplemento.

DOSIFICACIÓN
De 10 a 20 gramos diarios repartidos entre el pre y el post entreno, aunque también es posible tomarla antes de dormir. En enfermos se llegan a utilizar dosis de hasta 40 gramos diarios, pero en ausencia de patología o enfermedad no es necesaria una cantidad tan elevada.
INTERACCIONES
Una buena opción para maximizar los beneficios de la glutamina es tomala junto con aminoácidos de cadena ramificada (BCAA’S), potenciando así el efecto anticatabólico durante el ejercicio y la síntesis proteica post-entrenamiento.
También puede ser interesante la combinación con creatina, ya que ambos actuarían de forma sinérgica en cuanto a sus efectos relacionados con el aumento de la síntesis proteica, la eliminación del amoniaco, el equilibrio ácido-base y su función como precursores de antioxidantes. Sin embargo no es aconsejable tomarlas juntas (a la misma hora), puesto que ambas compiten por los mismos receptores y podría desaprovecharse una cantidad apreciable de ambas sustancias.
La glutamina también puede asociarse con la taurina, ya que ambos aminoácidos incrementan la voluminización celular mediante la hidratación.
Por último, algunos estudios parecen indicar que la ingesta de glutamina junto con un polímero de glucosa después del entrenamiento promueve una mayor recuperación de glucógeno a través de una mayor acumulación de éste en hígado y músculo esquelético.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s